Hasta que la muerte no los separe

|
Déjenme contarles la triste pero interesante historia de Carl Tanzler y María Elena Milagro de Hoyos (que no es esta Maria Elena)

Esta historia es aproximadamente por las décadas de los 30 y 40 del siglo pasado

Había un vez un Radiologista Alemán que después de viajar por varios lugares desde
Australia hasta Cuba finalmente se estableció en Florida Estados Unidos.

Una vez estando en Italia Tanzler decía que un antepasado suyo ya fallecido lo había visitado este era la Condesa Anna Constantia con Cosel, ella le reveló el rostro de quién sería el amor de su vida una "exótica mujer de cabello negro"



En otro lado Francisco Pancho Hoyos y Aurora Milagro Cubanos, eran los felices padres de 3 hermosas jovencitas.

Una de nombre Florinda Nana Milagro-Hoyos se casó con un tal Mario Medina quién falleció electrocutado en un accidente de trabajo, Otra era Celia MIlagro-Hoyos y la otra jovencita se llamaba María Elena, también claro de la familia Milagro-Hoyos.

María Elena se casó con Luis Mesa, quién la abandona después de que la pobre, pobre María Elena abortara al hijo de ambos.




En el Marine Hospital en Cayo Hueso Florida fué a caer nuestra pobre, pobre María Elena, víctima de la tuberculosis ( en esa época la tuberculosis mataba gente) justo ahí ella conoce a Carl Tanzler; Él al verla reconoce la imagen de la mujer de cabello negro "el amor de su vida"

Tanzler hechizado completamente por la belleza de esta mujer le ofrece todo, joyas, ropas, regalos y un ipod (bueno, no, eso no)

Finalmente María Elena muere a causa de la tuberculosis; El ya obsesionado Tanzler decide correr con todos los gastos del sepelio así como la construcción de un mausoleo donde ella pudiera descansar en paz.

Una noche de Luna llena (bueno eso no lo sé) Tanzler removió el cuerpo de la pobre María Elena y se lo llevó a su casa, El irremediable enamorado unió los huesos del cadáver con alambre, relleno las cuencas oculares con ojos de vidrio, la piel que ya estaba en una avanzado estado de descomposición fué reemplazada por tela de Seda empapada en yeso de parís, el cabello que se caía del cráneo por la descompisición fué sustituido por una peluca, el estómago y el pecho fue lleanado con harapos a fin de devolverle al cuerpo su forma original, vestido con medias elegantes joyas y guantes, el cuerpo inerte de la María Elena fué rociado con grandes cantidades de perfume y desinfectantes además de agentes preservadores del tejido, todo esto para cubrir el fétido olor a muerte y retrasar la descomposición del cadáver.

Tiempoe después y debido a ciertos rumores, la hermana de la pobre, pobre María Elena, descubrió que Tanzler conservaba el cuerpo de su hermana.

Tanzler fué detenido examinado psiquiátricamente y al declarársele mentalmente sano fué enjuiciado, desafortunadamente fué liberado debido a que los estatutos de limitación del delito habían expirado.

Cuando las autoridades examinaron el cuerpo "rescatado" de María Elena encontraron algo aún más perturbador Los médicos acargo de la necropsia encontraron un tubo de metal envuelto en seda insertado en la vagina del cuerpo de la pobre, pobre María Elena.

Ya cerca de 1944 Tanzler se mudó a Pasco County en donde escribió su autobiografía.

Sin su adorada María Elena Tanzler recreó una efigie de tamaño natural a la cual le colocó una máscara mortuoria y vivió con ella hasta el momento de su muerte.

El obituario señala que Carl Fué encontrado muerto cerca de un cilindro de metal envuelto en seda junto a una figura de cera.


Algunos dicen que en realidad Carl en realidad murió junto al verdadero cuerpo de la pobre, pobre María Elena. todo esto debido a un intercambio secreto.



Por si desean Más información, pregúntenle, ahí está el twitter de Carl

2 comentarios:

Isaí dijo...

que perturbador, aun me pregunto para que cosa era el metal vaginal sedoso

Anónimo dijo...

Que meyoooo!!!!

Bueno... no, mas bien pinche loco, habiendo tanta carne fresca cubana! ese wey si se la m...

olkeim (huitshiru)

Y tu tambien toonf, postiando esto! chale... (estuvo divertido)